Schneider Consumer aterriza en España y se posiciona como un fuerte competidor

Schneider celebró ayer en Madrid su evento de presentación de marca en territorio español. La compañía, con más de 80 años a sus espaldas, ha aterrizado en la Península Ibérica gracias a la colaboración del grupo Pitma. Con una gran variedad de productos tecnológicos y un catálogo por explorar, representantes del sector y distintos medios especializados no quisieron perderse este encuentro.

Alfredo Pérez Fernández, presidente ejecutivo de Pitma, comenzó la presentación con una reflexión en firme: “Somos especialistas en la distribución de equipos electrónicos y nuestra presencia en este canal se ha dejado notar en los últimos 4 años. Por ello, hemos decidido dar un paso más allá y acompañar a marcas como Schneider en la concepción de sus productos, con el fin de adaptarlos a las necesidades y gustos del mercado español”.

Philippe Samuel, presidente y director general del Grupo Admea, tomó el relevo y explicó a los presentes que “con esta marca podemos acceder a casi todas las categorías y territorios, algo que nos empuja a seguir mejorando”.

La meta de la compañía pasa por transmitir más emoción: los productos que fabrican están diseñados internamente o mediante la contratación de agencias externas. Desde hace tres años han obtenido dos premios dentro del ámbito estético. Todo este reconocimiento los ha animado a apostar por nuevos nichos, como ya ha ocurrido con Alemania en el caso de la línea blanca. España y Portugal son el paso natural, porque representan el mercado más próximo y receptivo, por el momento centrado en la línea marrón e informática.

Para finalizar, Israel Casado, director comercial de Interbox, afirmó que “el día de hoy supone un paso de gigante para Schneider Iberia, que con toda su experiencia le faltaba desembarcar en España y Portugal. Creemos en un modelo de personas basado en la sencillez, y es ahí donde queremos triunfar en esta nueva aventura”.