Presentación del Observatorio de Consumo Cetelem 2018: la desaceleración se confirma

Cetelem presentó ayer la XXI edición de su “Observatorio de Consumo en España” que, bajo el título “El nuevo consumidor español”, confirma un cambio de tendencia en el comportamiento frente a 2017. Así, se observa una actitud mucho más prudente en prácticamente todos los sectores, lo que está produciendo un fenómeno de ralentización general. Al evento acudieron representantes de distintas agrupaciones y medios.

La presentación corrió a cargo de Liliana Marsán, responsable del departamento de investigación de mercados de Cetelem España. “Hemos percibido una desaceleración en el número de compradores, fenómeno que tiene lugar en la mayor parte de sectores con un mantenimiento general del volumen de gasto (no sin evidentes fluctuaciones). El canal online continúa consolidándose en nuestro país y las opciones de segunda mano descienden un único punto porcentual. Esto confirma que en España se practica un consumo racional y responsable, basado en el análisis de la información que proporciona la conectividad”, aseguró.

El informe refleja que a lo largo de los últimos 12 meses los desembolsos se han estancado o reducido en prácticamente todos los servicios, siendo la excepción reformas y muebles y complementos, que han incrementado su cuota hasta alcanzar un 35% y 48%, respectivamente. No obstante, la media de gasto ha conservado un crecimiento moderado en buena parte de las parcelas, si bien es destacable la caída de un 36% en el ámbito dental, un 23% en muebles, complementos y descanso y un 15% en reformas, en comparación con el ejercicio anterior. Analizando la intención de compra, únicamente mobiliario de cocina, muebles y complementos, dispositivos móviles y electro/tecnología apuntan hacia un desarrollo positivo en 2019.

Por sectores, es necesario reseñar que el 64% de los españoles ha comprado algún dispositivo móvil o accesorio a lo largo del último año, con una inversión media de 400 euros.

Además, el informe bucea en algunas tendencias relativas al consumo y la distribución. El canal online se reafirma año tras año y, en este contexto, las grandes cadenas de distribución consiguen un mejor posicionamiento frente al comercio tradicional.