NPG celebra una jornada de puertas abiertas en su sede central

NPG celebró ayer una jornada de puertas abiertas en su sede central de Madrid, a la que acudieron accionistas, representantes y medios especializados. El objeto del encuentro fue comunicar la evolución de la empresa a lo largo de los últimos años, así como sus nuevos objetivos y proyectos de cara al futuro. Se trata de un momento clave para la compañía, ya que acaba de salir de una reestructuración de deuda y pretende volver a sus orígenes.

Enrique Cosio Sánchez, CEO de NPG, fue el encargado de conducir la exposición, aportando un mensaje de tranquilidad orientado al sector tecnológico. “Hemos pasado una mala época después de entrar en concurso, pero desde junio de 2017 venimos obteniendo una media de 5 cuentas al mes, con una facturación de un millón en el primer semestre y otro más que se espera para final de año. Por lo tanto, queremos transmitir que estamos operativos, produciendo y recuperándonos”, afirmó categóricamente a los presentes.

Acto seguido dio a conocer la situación actual de la plantilla, formada por 20 empleados fijos y 30 rotativos según demandas de producción, operando principalmente en las instalaciones centrales de la capital española. Este es uno de los activos más importantes de la firma, que apuesta decididamente por la fabricación propia; desarrollando y ensamblando sus propios artículos. Además, disponen de un SAT para atención al cliente y distribuidor. También tienen presencia en países como México y China, con fábricas que esperan retomar su actividad a corto plazo. “Fuimos líderes de 2008 a 2010 durante el apagón digital y queremos volver a serlo. Con las emisiones 4K que se implantarán en 2020 tenemos una gran oportunidad de negocio, considerando que de los 39 millones de televisores que hay en España, sólo un pequeño porcentaje garantiza esa calidad de imagen. Es por ello que estamos centrados en perfeccionar nuestra exclusiva Smart TV, lanzada originalmente en 2013”, concluyó.

Finalizada la presentación, invitó a los asistentes a una visita guiada por cada uno de los departamentos que componen NPG: ingeniería, administración, comercial, comunicación y gerencia. Tras este preámbulo pasó a mostrar las cadenas de producción, divididas en dos plantas de actividad: la primera, destinada a televisores HD de 55” con un resultado de 160 unidades diarias, y la segunda que da salida a televisores HD de 32” con un resultado de 600 unidades diarias. En última instancia mostró a los asistentes la sala de “burning”, la cual somete a los aparatos a condiciones de estrés para testear su resistencia, y acabó el recorrido en el almacén, integrado por una mercancía valorada en 1,8 millones de euros.