Las colas de espera, una gran pérdida de ingresos para los retailers españoles

Las colas para pagar son uno de los principales motivos de abandono de los compradores españoles, lo que supone para los retailers del país unas pérdidas anuales de 4.246 millones de euros, según la última investigación de la plataforma de pago Adyen.

De esta cifra, 2.215 millones de euros corresponden a pérdidas originadas porque los compradores acuden a un retailer alternativo, mientras que los 2.031 millones de euros restantes corresponden a compras que finalmente no se realizan.

Según el estudio, de los consumidores que prefieren comprar online, el 41% afirma que se debe a que no les gusta hacer cola para pagar. Además, casi dos de cada cinco (el 38%) dice que esperar en una cola más de cinco minutos es demasiado tiempo.

¿Cómo hacer frente a este inconveniente? La tecnología es una gran aliada, según Adyen, a pesar de que está poco implantada.

Sólo el 28% de los retailers ofrece terminales punto de venta móviles que permiten a los compradores realizar el pago en cualquier lugar del comercio. Además, solo el 29% dispone de kioscos de pago en las tiendas, y solo el 30% ofrece opciones de autopago, donde los usuarios pueden escanear y pagar por sí solos.

El pago sin contacto con soluciones como Apple Pay o Google Pay es otra de las demandas de los usuarios europeos encuestados para el informe, que revela que solo uno de cada tres clientes se siente muy satisfecho con la disponibilidad de estos sistemas. Además, el 41% de los retailers cree que añadir opciones de pago rompedoras es una prioridad.