La lavadora, un electrodoméstico cada vez más competitivo e inteligente

Las ventas de lavadoras han aumentado en lo que va de año más de un 5%. La cifra, no obstante, se reduce cuando hablamos del crecimiento en valor a algo más de un 4%. Esto se explica por la caída del precio medio, que ha descendido alrededor de un punto.

Comprar una lavadora es hoy más barato que hace un año, sin embargo la buena noticia para el consumidor es que las prestaciones no dejan de mejorar y los fabricantes apuestan cada vez más por avances que hacen que el lavado sea más cómodo, rápido, sencillo y eficaz.

Balay es una de las marcas que mejor muestra este balance entre competitividad y tecnología. Sus lavadoras están equipadas con algunos de los últimos avances que se están incorporando a este electrodoméstico. La dosificación automática es un ejemplo. Con ella, el usuario se olvida de tener que añadir manualmente detergente y suavizante durante 20 lavados.

Otra interesante prestación es la función pausa+carga, que permite abrir la puerta de manera inmediata y añadir las prendas olvidadas, sea cual sea su tamaño.

A los que les preocupa el ruido que emiten las lavadoras, Balay ofrece sus modelos ExtraSilencio; y a los que quieren proteger el medio ambiente y su bolsillo, la marca les propone aquellos equipados con tecnología AquaControl, los más eficientes.

Balay dispone de lavadoras de todo tipo: de libre instalación -elegantes y con modernos diseños-; con función de secado -para familias numerosas o que viven en zonas donde llueve frecuentemente-; de carga superior -para los que quieren aprovechar al máximo el espacio de su casa-; e incluso integrables -para encajar perfectamente en cualquier ambiente y decoración-.

Las lavadoras Balay están disponibles hasta con una capacidad de 9 kg, para tener la colada lista de una sola vez, y cuentan con una gran variedad de programas y funciones, diseñados para hacer la vida más cómoda.