Eurofred reduce las emisiones de CO2 en la logística

Eurofred puso en marcha en 2009 un proyecto de renovación logística estructurado sobre 3 pilares: la reducción de los costes logísticos respecto a la venta, la rapidez del servicio y la calidad de la entrega, situando por debajo del 1% los paquetes defectuosos o averiados.

Hoy Eurofred mueve alrededor de un millón de unidades entregadas al cliente al año, con un coste óptimo del transporte en la actividad y minimizando el impacto medio ambiental, que se ha reducido en un 27% en los últimos 4 años.

El punto de partida fue una estructura logística “de los ochenta” con 22 almacenes en España. En 2010 se inició un proceso de concentración y actualmente la firma dispone de 60.000 m2, en 3 almacenes, el principal, de 50.000 m2 en Tarragona. Además, puso en marcha un programa de entrega directa al distribuidor desde origen.

En paralelo, Eurofred ha optimizado los procedimientos de manipulación de la mercancía en almacén integrando a sus operadores logísticos y de transporte, lo que le ha permitido reducir en 200 km el recorrido por cada camión, bajando costes y la emisión de CO2 a la atmósfera.

Asimismo, la compañía inició en 2014 una acción para reducir los costes de transporte y las emisiones de CO2 a la atmósfera, basado en la reutilización, con otras empresas, de los contenedores que llegan o salen de sus almacenes, evitando que “viajen en vacío”. El centro logístico de Eurofred en Tarragona mueve más de 3.000 contenedores al año y gracias a esta iniciativa se está compartiendo el 15% de los contenedores, reduciendo drásticamente las emisiones de CO2.