Estudio “La pérdida en la distribución comercial 2018” de Aecoc y EY

Más de 150 profesionales de las áreas de seguridad y prevención de la pérdida de las principales compañías del país se dieron cita la pasada semana en el 21º Congreso Aecoc de Prevención de la Pérdida para analizar un problema que el pasado año generó unas pérdidas cercanas a los 1.800 millones de euros al sector, entre hurtos comerciales y errores administrativos. Esta cantidad representa el 0,81% de sus ventas.

Son cifras del estudio “La pérdida en la gran distribución comercial 2018”, elaborado por Aecoc en colaboración con EY, que se ha presentado durante el acto.

De estos 1.799 millones de euros de pérdida, el 58% corresponde a hurtos externos, mientras que el 20% se atribuye a los realizados por parte de empleados directos de la propia organización o personas relacionadas laboralmente con la empresa. Así, en total, los hurtos comerciales fueron responsables del 78% de la pérdida desconocida sufrida por las empresas el año pasado.

El otro 22% de la pérdida desconocida total se produjo debido a errores de gestión.

En cuanto a productos, dentro de la categoría de electrónica los más sustraídos son los accesorios (93% de las respuestas), seguido de teléfonos y tablets (50%).

Los productos que son la última novedad y aquellos de uso cotidiano por los que no se está dispuesto a pagar sufren una mayor probabilidad de ser hurtados. El estudio confirma así que los productos más sustraídos no son de primera necesidad, lo que confirma que la principal motivación del hurto es la reventa.