El 60% de los empleados teletrabajará en 2020

La flexibilidad laboral es uno de los aspectos más demandados por los trabajadores en España. Según el “VII Barómetro de la familia TFW”, el 90% de los encuestados la consideran imprescindible para poder conciliar.

Esta necesidad es especialmente acusada en el caso de las familias con hijos con discapacidad. Según el último informe sobre Discapacidad y Familia de la Fundación Adecco, el 75% de los empleados con hijos con discapacidad tiene problemas para conciliar y, de todos ellos, el 91% destaca que los sistemas de horario flexible como el teletrabajo, o smartworking, etc, serían una posible solución.

Desde las administraciones, parece que empieza a calar este mensaje. El Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, estudia impulsar el teletrabajo en grandes empresas con bonificaciones fiscales.

Y es que se calcula que el 60% de los empleados trabajará en remoto en 2020, algo que beneficia tanto al trabajador como a la empresa. “Con estos sistemas laborales los empleados aumentan su calidad de vida, pudiendo conciliar y reduciendo sus costes de desplazamientos, y las empresas amplían resultados, reducen sus costes y aumentan su efectividad”, señala  Fernando de Águeda, fundador de Gluppi, marca de Colabora Comunicaciones Unificadas, S.L. , y que dispone de tecnología para facilitar el teletrabajo.